Soundtrack de V-Rock en GTA Vice City Stories

Una de las estaciones que se mantuvo desde los acontecimientos de Vice City Stories hasta el Vice City de 1986 es la encargada de la música rock exclusivamente es V-Rock, manteniendo en ambas fechas el mismo estilo de temas pesados y metaleros de la época. Siendo sincero, me identifico más con el V-Rock del primer Vice City (1986), posiblemente porque fue a partir de ese año que despertó mi interés por la música en muchos de los géneros. Y sí, me parecen más variados en estilo que los de Vice City Stories, pero no puedo negar que también tienen muy buenos temas. Por ello me era más común oir el V-Rock de Laszlow, pero poco a poco a aumentado mi interés en las canciones de VCS, como “Holy Diver” de Dio, el ya reconocidísimo “Rock you like a hurricane” de la agrupación Scorpion, así como “Lick it up” de Kiss, todos excelentes ejemplos del éxito rockero de la época.

Portada de V-Rock de GTA Vice City Stories por DJBarchs

Portada de V-Rock de GTA Vice City Stories por DJBarchs

Contraportada de V-Rock de GTA Vice City Stories por DJBarchs

Contraportada de V-Rock de GTA Vice City Stories por DJBarchs

http://www.4shared.com/rar/ywIcHeFx/VROC.html

LLAVE

Aquí está la descarga, al igual que las anteriores, conseguí y verifiqué los temas que tuvieran una grabación bien hecha. También sus portadas improvisadas. Que lo disfruten.

La Guerra Del Volumen Y La Distorsión

Siempre he dicho que yo soy de la vieja escuela (en la música, aunque de lo demás ya no soy un niño jeje) y mi mayor énfasis es mi estilo de “mezcla” siendo un DJ. Aunque en lo que se trata de la música en sí, todavía sigo apegado a los 80’s y 90’s, y algo de los 2000, aunque no de lo más reciente, digamos de unos 6-7 años atrás. Sí, no niego que existen algunos temas que resulten llamativos, pero por alguna razón, me llegan a aburrir más rapido que temas más viejos. Tal vez no sea la creatividad del tema en sí, es algo más y he tenido la suerte de entender qué es.

Lo malo aquí, es que es difícil explicar de forma sencilla, o no tan complicada la razón de por qué la música actual suena mal. Y menos de por qué llega a ser mucho más perjudicial que la música bien grabada aunque se oiga “fuerte”. Es importante saber que en inglés el término “LOUDNESS” significa por sí mismo “SONIDO FUERTE” y la traducción de “LOUDNESS WAR” a “GUERRA DEL VOLUMEN” en español no es tan acertado ya que no enmarca el verdadero punto que se persigue exponer, a mi parecer deberían cambiar a “GUERRA DEL MAXIMO VOLUMEN” o “GUERRA DEL VOLUMEN ALTO” que son expresiones más conocidas en nuestra lengua.

Hoy en día TODO es grabado con “VOLUMEN ALTO”, porque según la industria de la música “es lo que el consumidor pide”. Aquí, para ser sinceros, me parece algo curiosa esta afirmación.

Según ellos, han decidido hacerlo porque, según han observado, la música no suena “bien” cuando se usa en reproductores portátiles o que no cuentan con mucha potencia y más en lugares con sonido de ambiente (calle, lugares abiertos, tiendas). En eso pueden tener razón, pero no me parece una razón definitva. Si uso un portátil, uso audífonos, y si no se escucha fuerte, le subo al volumen. Si le falta volumen, entonces mejor cambiaría el aparato por otro que cuente con más potencia de reproducción. Si así se hiciera, muchos reproductores mejorarían su calidad de reproducción, en lugar de dejarlos con potencias mediocres a expensas de no ser comprados. Un minicomponente puede ecualizarse y manejar su volumen para oirse “más fuerte o claro” según se necesite. Así hacía yo con el mío. Ahora disfruto la música tal cual se escucha sin ecualización, y me parece bastante agradable, al menos hasta antes de este empeño por “maximizar” la potencia de las grabaciones.

Yo, como consumidor, no lo pediría. Lo digo en tiempo pasado porque actualmente no les importa. Como siempre, el pensar que perderán ingresos si no se escucha estruendoso es lo que los obliga a no cambiar. Cómo se nota que a ellos NO les gusta la música. Eso es lo curioso, ¿no? Se comenta que los artistas también sugieren esta práctica, aunque creo que si desde inicio hubieran sabido sus consecuencias, no se hubieran arriesgado a crear un catálogo tan mal manejado.

Quisiera pensar que no es tarde para cambiar eso, pero al final siempre las grandes empresas son las que dictan las reglas, y las reglas han cambiado mucho alejándose del verdadero objetivo de brindar lo mejor, y no lo que parece más conveniente. Como ha pasado siempre, a muchos no nos parece interesante o importante, ya que el verdadero gusto por escuchar música es más por oírla que por disfrutarla realmente. Me refiero a que sólo lo usan para “ambientarse”, ya que realmente no le ponen atención alguna, no existe un verdadero interés por ella. Y con la información un tanto confusa sobre el tema, menos lo harán. Es una lástima que esto quede así. Por mientras, me gasto las neuronas trantando de rescatar (aunque sea en formato mp3, que como sabemos ya no “mantiene” la calidad total de un CD) lo menos “masterizado” posible de los albums existentes. Claro que hablando del 2000 para acá, todo ya está “maximizado”.

Espero encontrar más información útil y práctica para conocer más a fondo todo esto. Por el momento sólo puedo aconsejarles: NO a los remasterizados de casi fines de los 90’s a la actualidad, porque es seguro que ya han sido REAJUSTADOS de como originalmente fueron grabados (incluso en formato de CD). Saludos.